Sectores

UGT exige a Hacienda el pago inmediato de la nómina del personal que se ha quedado sin cobrar

El sindicato  pide soluciones urgentes a un problema sin precedentes y lamenta que la consellera de Hacienda, Ruth Merino, insinúe que la responsabilidad es del personal a pesar de que trabajó voluntariamente para intentar minimizar las incidencias

La Federación de Serveis Públics de UGT del País Valencià exige a la Conselleria de Hacienda que habilite el procedimiento oportuno para pagar con carácter inmediato la nómina a todas aquellas personas que este mes no la han recibido. Se trata de centenares de personas trabajadoras de la Generalitat Valenciana, en su mayoría de la Conselleria de Igualdad y Servicios Sociales (aunque también de otros organismos autónomos como el IVIA) que estaban realizando sustituciones por IT o por vacaciones o  tenían contratos de 21 días y a quienes la Conselleria de Hacienda no ha pagado la nómina. UGT considera que, al margen del origen de este grave e insólito incidente (nunca en la historia de la Generalitat se habían producido incidencias de tal magnitud) la solución no puede esperar a finales de este mes. El sindicato considera que el departamento que dirige Ruth Merino debe articular la forma de solucionar las incidencias técnicas o informáticas que ha generado el impago y ejecutar lo más pronto posible el abono habida cuenta del perjuicio que ocasiona a cientos de familias.

La incidencia, que también generará disfunciones en la actualización de trienios o grados de carrera profesional que se hayan devengado el mes de enero, es si cabe más grave porque afecta a trabajadoras y trabajadores sustitutos (en su mayoría mujeres) que cobran a mes vencido por lo que quienes trabajaron en diciembre no cobrarán hasta febrero, una demora de dos meses intolerable.

Por otro lado, UGT Serveis Públics PV lamenta la explicación que hasta ahora ha dado la consellera de Hacienda sobre un problema que, aunque intenta minimizar, es de una gran gravedad, ya que demuestra una deficitaria gestión y planificación y, lo que es más grave, perjudica a personal con contratación muy precaria. Por otro lado, el sindicato considera inaceptable que desde Hacienda se insinúe que la responsabilidad de que las incidencias de nómina no se grabaran en tiempo es del funcionariado. Cabe apuntar que personal de la Dirección Territorial de Igualdad pidió de forma voluntaria trabajar el lunes 22 de enero, que era festivo en la capital, para poder grabar el mayor número de nóminas posibles. Un esfuerzo sin el cual el volumen de personas afectadas habría sido mucho mayor. Además, según ha sabido este sindicato, Hacienda cerrró a primera hora de la tarde de ese lunes el uso del programa Nefis, lo que impidió que el funcionariado siguiera trabajando.

Como poco sorprende las declaraciones de la consellera responsable de Hacienda en las que niega públicamente que el problema derive del nuevo programa cuando ha sido la propia Generalitat la que oficialmente ha comunicado a sus trabajadores y trabajadoras que no iban a cobrar por el cambio al sistema Nefis. En este sentido, UGT exige también una explicación coherente de lo que ha ocurrido. En todo caso, considera que, con independencia del motivo, no es de recibo que  la Generalitat espere un mes para saldar su deuda y exige una solución inmediata.

Lo más leído