Sectores

UGT denuncia discriminación por razón de sexo en las bases marítimas de Vigilancia Aduanera de la C. Valenciana

El sindicato pide explicaciones por la existencia de brecha salarial en la plantilla

La Federación de Servicios Públicos de UGT ha pedido explicaciones a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) al haber detectado situaciones de discriminación por razón de sexo en las bases marítimas de Vigilancia Aduanera en la Comunitat Valenciana. En concreto, el sindicato denuncia la existencia de brecha salarial entre la plantilla en detrimento de las mujeres que estarían cobrando una productividad por debajo de sus compañeros varones sin que exista ningún motivo objetivo que lo justifique. Se trata de diferencias salariales que en los grupos más altos (A1) pueden alcanzar cerca de los 3.000 euros.

El sindicato se ha dirigido también a la dirección de la Agencia Tributaria así como al Ministerio de Igualdad y no descarta, llegado el caso, acudir a instancias judiciales. El servicio de Vigilancia Aduanera tiene por objetivo la represión de los delitos e infracciones de contrabando, la lucha contra el tráfico de drogas y otros delitos relacionados como el blanqueo de capitales, el fraude de Impuestos Especiales y otros fraudes fiscales y la economía sumergida. Se trata de un servicio muy masculinazado con una plantilla de 205 personas, de las cuales, 38 son mujeres y 167 hombres. Además, existe una segregación vertical, ya que sólo hay diez mujeres en los puestos de mayor nivel (A1 y A2), frente a los 47 varones.

Según documentación a la que ha tenido acceso UGT, la Agencia Tributaria incumple su propio plan de igualdad que tiene entre otros objetivos eliminar todas  las formas de discriminación contra las mujeres. En concreto, UGT acusa a esta administración de no facilitar datos de interés para conocer el índice de igualdad de género en la plantilla, así como de ocultar la información del reparto de la productividad con indicación del sexo, grupos profesionales, niveles así como criterios y algoritmos utilizados para su distribución.

Con todo y, a pesar de la opacidad, UGT ha comprobado diferencias retributivas destacadas en Vigilancia  Aduanera de la Delegación Especial de Valencia en el último año, tanto en las bases de Valencia, como en las de Castelló y Alicante. Así, los grupos A1 (la máxima categoría), los hombres han ganado de media en concepto de productividad 19.157 euros frente a las mujeres que han ganado de media 16.064 euros. Por su parte, los grupos A2 hombres han ganado una media de 7.495 frente a los 7.247 que  han ganado las mujeres A2. Por su parte, la media ganada por los hombres del grupo C1 es de 5.546 mientras que las mujeres de esa categoría de 5.208 euros. El informe elaborado por UGT Servicios Públicos detecta casos sangrantes al entrar en los detalles de la productividad pagada a ambos sexos. En Alicante, por ejemplo, dos funcionarias A2 nivel 24 han ganado de media 7.126 euros frente a los 8.629 de sus compañeros varones. En Valencia, una trabajadora A2 ha ganado una media de 6.069 euros frente a los 8.651 de sus compañeros varones de la misma categoría y nivel.

En este sentido, el sindicato considera que los datos relativos a la igualdad retributiva que proporciona la Agencia están viciados de origen porque no incluyen los importes cobrados en concepto de productividad. UGT ha solicitado de forma reiterada esta información a la que tiene derecho por la normativa aplicable, tanto por el Estatuto de los Trabajadores, como por una sentencia del Tribunal Supremo.

“Estas actitudes machistas de algunos miembros de la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera son las que pueden llegar a provocar que las mujeres no quieran entrar a formar parte del servicio. Deberían ser eliminadas y reprobadas en lugar de consentidas, como está ocurriendo”, apuntan desde el sindicato.

Ante esta situación, UGT Servicios Públicos presentó una denuncia a la comisión de igualdad de la Agencia Tributaria en la que se puso en conocimiento del organismo lo que está ocurriendo en las bases marítimas de la Comunitat Valenciana al tiempo que solicitó a la directora general de la AEAT un cambio de estrategia a la hora de abordar las políticas de igualdad. Además, el sindicato se ha dirigido por escrito al Ministerio de Igualdad, aunque sólo ha obtenido evasivas al respecto. Además, las trabajadoras han presentado reclamaciones administrativas. Recientemente se ha dado la razón a una de las reclamantes, a la que la Agencia Tributaria reconoce que no le pagó adecuadamente la productividad, lo que para UGT viene a dar la razón de la existencia de un problema de fondo que debe rectificarse ya que supone un anacronismo en la sociedad actual, al tiempo que genera un estado psicosocial inadecuado que afecta a la salud mental de las trabajadoras:  “Estas actitudes machistas de algunos miembros de la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera son las que pueden llegar a provocar que las mujeres no quieran entrar a formar parte del servicio. Deberían ser eliminadas y reprobadas en lugar de consentidas, como está ocurriendo”, apuntan desde el sindicato.

Mujeres embarazadas

Por otro lado, además de las cuestiones retributivas, UGT lleva tiempo reclamando el cumplimiento de la normativa vigente relativa a la igualdad de la mujer trabajadora de la AET y ha denunciado situaciones de discriminación, como son la falta de EPI’s diferenciados para mujeres y hombres en muchas bases, las existencia de bases con vestuarios mixtos, mal funcionamiento de los WC en algunas embarcaciones que dificultan a las mujeres atender cuestiones relacionadas con su higiene íntima o falta de protocolos de tareas para las mujeres embarazadas. Todo ello son obstáculos para el acceso de las mujeres a estos puestos.

Otros datos a nivel estatal

En términos generales, existe un techo de cristal para las trabajadoras de la Agencia Estatal Tributaria (AET) a nivel estatal, ya que sólo el 39% de los puestos de dirección están ocupados por mujeres. Respecto al servicio de Vigilancia Aduanera, la plantilla en toda España está formada por un total de 2.336 empleados y empleadas (entre personal marítimo y de investigación), de los cuales sólo 440 son mujeres, es decir, ellas representan el 19%. Esta infrarrepresentación de mujeres se agudiza entre el personal marítimo. Por ejemplo, en la categoría de técnico/a de propulsión (jefe/a de máquinas) sólo hay una docena de mujeres en toda la Agencia Tributaria. La segregación vertical (los hombres se sitúan en las categorías más altas) se da también entre los puestos de libre designación. Así por ejemplo, en los 94 puestos de libre designación de los grupos A1, sólo 17 los ocupan las mujeres; mientras que en los grupos A1, hay 71 hombres frente a 11 mujeres.

Lo más leído