Días de Asuntos Propios Destacado

CCOO y UGT han tenido conocimiento de la Instrucción que están recibiendo las Jefaturas Intermedias para que hagan reuniones -a modo de asambleas- en los centros de trabajo con el objeto de consensuar con los trabajadores/as la ordenación del disfrute de los días de Asuntos Propios. Previamente a esto, esos mismos trabajadores/as, deben determinar el número de efectivos necesarios en la Unidad para acometer las tareas diarias, de manera que, solo el personal que exceda de ese número podrá disfrutar Asuntos Particulares con el compromiso, además, de que los trabajadores/as que queden en el centro deben asumir todas las cargas de trabajo. La Instrucción mandata, también, que el Acuerdo alcanzado con los trabajadores/as debe quedar reflejado en un Acta rubricada por todos los/as presentes en el debate (los trabajadores/as que estén en el centro el día de la toma de decisión) o, en su defecto, deberá acompañarse por la hoja de firmas de ese día. Dicho “Acuerdo” quedará expuesto en el tablón de anuncios para conocimiento de todos/as. ¿CÓMO SE OS HA QUEDADO EL CUERPO? Pues este es el Plan Estratégico que están explicando a las organizaciones sindicales en las reuniones a las que, como es obvio, CCOO y UGT no están asistiendo para no ser utilizados como cómplices.

Este es el proyecto Serrano que algunos, para tapar sus conciencias, quieren simplificar convirtiéndolo en un problema “personal” aludiendo a que el presidente no nos cae bien. O, dicho de otra forma, que a ellos, a los que asisten a las reuniones y no las cuentan y les nombran a los “cuñados” de los presidentes de algún sindicato (CSIF para más señas) de nuevo gerente de oficinas en la nueva estructura creada, si les cae bien. Pues que lo expliquen y que los trabajadores/as y sus afiliados/as lo entiendan bien.

Nos encontramos ante un nuevo invento del Sr. Serrano y su camarilla (entre ellos/as el cuñao) que pone a los trabajadores/as en la disyuntiva de determinar un número mínimo de efectivos para acometer las tareas básicas de la Unidad, de manera que si establecen un número alto serán pocos o ninguno los/as que puedan librar el día/s solicitado/s como Asunto/s Particular/es, por no haber efectivos suficientes en la Unidad y si, por el contrario, establecen un número bajo, favoreciendo el disfrute de los asuntos particulares, asumen que los trabajadores/as que permanezcan ese/os días/s en el centro realizarán todo el trabajo. Un sistema perverso y ruin que carga a los trabajadores/as con la responsabilidad de organizar las cargas de trabajo y la concesión de los días de Asuntos Particulares.

Seguir Leyendo

volver arriba

Conocenos

Enlaces de Interés

Sectores

Servicios

SIGUENOS

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".