Es imprescindible derogar la reforma laboral de 2012 para crear empleo digno y de calidad Destacado

Es imprescindible derogar la reforma laboral de 2012 para crear empleo digno y de calidad

Los datos reflejan el aumento de puestos de trabajo durante el último trimestre, sin embargo, aumenta la precariedad en el empleo y el desempleo. La tasa de temporalidad asciende al 26,02% y la parcialidad se sitúa en el 13,46%. Resulta urgente derogar la reforma laboral de 2012 e impulsar un nuevo sistema de Políticas Activas de Empleo para crear trabajos dignos, decentes y con derechos


Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre del año, publicados hoy por el INE, muestran una evolución positiva en términos de ocupación y desempleo, con un incremento de la ocupación en prácticamente los grupos de edad (salvo en personas de 55 y más años). De esta manera, el número de ocupados se sitúa en 20.031.000, registrando un valor que no se alcanzaba desde el cuarto trimestre de 2008. No obstante, hasta 95 mil personas se encuentran todavía en ERTE o paro parcial de la empresa, una cifra elevada que demuestra cómo el proceso de recuperación económica, si bien avanza de forma positiva, presenta todavía mucho margen de mejora. En cuanto a la tasa de paro, se situó en el tercer trimestre en un 14,57%, 69 centésimas menos que en el trimestre anterior, aunque en el caso de las mujeres asciende al 16,36%.

Los datos demuestran que se ha creado más empleo, pero sigue siendo precario. Para combatir la raíz de estos problemas, UGT considera indispensable acometer cuanto antes la necesaria derogación de la reforma laboral de 2012, que supone un impedimento esencial para revertir el abuso de la temporalidad e imparcialidad involuntaria en la contratación. Es necesario dar paso a un nuevo modelo de relaciones laborales que impulse la creación de empleo estable de calidad y, por tanto, erradique la precariedad crónica que asola a gran parte de los trabajadores y trabajadoras. De forma simultánea, se debe establecer un marco equilibrado de negociación colectiva, que recupere la prevalencia de los convenios sectoriales sobre los de empresa y la prórroga de la cobertura esencial de los convenios al término de su vigencia (lo que se conoce como ultractividad), asegurando a su vez un crecimiento justo de los salarios. Solo de esta manera colocaremos las bases necesarias para la creación de un empleo digno, estable y seguro.

Frente a las interesadas interpretaciones que se están lanzando en relación a las obligaciones que impone la Comisión Europea respecto de los contenidos de la reforma laboral en España, UGT quiere dejar claro que no existe tal condicionalidad para recibir los fondos Next Generation EU. Europa sí obliga a realizar modificaciones legales para intentar resolver los problemas que sufre nuestro mercado laboral, pero no dice nada sobre las medidas concretas que deben introducirse, ni mucho menos sobre los aspectos que deben mantenerse o removerse de la nefasta (y unilateralmente impuesta) reforma laboral del PP. Que nadie busque excusas en Europa para no realizar los cambios a los que se ha comprometido el Gobierno de coalición en su programa. 

A su vez, el sindicato exige una reforma profunda de nuestro sistema de Políticas Activas de Empleo, toda vez que el actual funciona de forma deficiente, ofreciendo escasas oportunidades y garantías al colectivo de desempleados. En el mismo sentido, también es imprescindible dotar a los Servicios Públicos de Empleo de los recursos humanos y materiales necesarios, a fin de revertir los recortes efectuados en el pasado.

Más precariedad en el empleo y el desempleo

Los datos de la EPA del tercer trimestre reflejan el notable aumento de la población vacunada y de la recuperación generalizada de la actividad económica, a lo que se suma el efecto estacional de la temporada de verano, que suele venir acompañado de resultados favorables en el volumen de contratación.

A pesar de los resultados positivos en términos de ocupación, el empleo que se está creando sigue siendo precario, como consecuencia de un modelo laboral -injusto e ineficiente- que urge transformar. El número de asalariados con contrato temporal se ha incrementado un 6.38%, de forma que la tasa de temporalidad asciende al 26,02%. Por su parte, la parcialidad durante este trimestre se sitúa en un 13,46%, siendo especialmente desfavorable en el caso de las mujeres (21,7%). Un problema que se agrava, más si cabe, si tenemos en cuenta que hasta un 52,7% de los trabajadores a tiempo parcial lo son únicamente por no haber podido encontrar trabajo a tiempo completo.

De igual forma, cabe destacar también el inadmisible número de desempleados de larga y muy larga duración: hasta 1,638 millones de personas llevan más de un año en situación de desempleo y 940 mil llevan más de dos. Un escenario muy preocupante que se suma al elevado número de hogares con todos sus miembros activos en paro, un total de 1.122.100, lo cual demuestra cómo sigue existiendo un porcentaje amplio de la población que convive en un escenario de incertidumbre y precariedad máxima.


► Audio valoración de la secretaria de Política Institucional y Políticas Territoriales de UGT, Cristina Estévez

► La EPA, en datos

Medios

volver arriba

Conocenos

Enlaces de Interés

Sectores

Servicios

SIGUENOS

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".