UGT propone un plan de choque de cien medidas para vencer el machismo desde los servicios públicos Destacado

Delegación valenciana de UGT Serveis Públics que participó en la Conferencia de la Mujer

 

Un plan de choque con cien medidas concretas para avanzar desde lo público en la igualdad real de mujeres y hombres y doblegar el machismo. Es la principal propuesta de la Conferencia de la Mujer organizada por UGT Servicios Públicos y celebrada Madrid los días 15 y 16 de marzo y que ha contado con la participación de una delegación valenciana de 23 sindicalistas. Un foro en el que han participado numerosas expertas y que ha servido para reflexionar sobre el papel de los servicios públicos para avanzar en la igualdad de género.

UGT Serveis Públics adquiere el compromiso de trasladar estas propuestas a las administraciones públicas, en especial, al Gobierno de la Generaliltat ya que, tal como ha quedado de manifiesto en este congreso, los servicios públicos son herramientas fundamentales para avanzar en una sociedad igualitaria. Las medidas, agrupada en diez grandes ejes, constituyen acciones que buscan dar una vuelta de tuerca a las discriminaciones de todo tipo que todavía sufren las mujeres tanto en el ámbito privado como público y que podrían ser revertidas con unas políticas públicas valientes que incorporen de forma transversal la perspectiva feminista.

Así, se recogen acciones para avanzar en los servicios públicos de calidad como piedra angular de la igualdad, entre ellas el refuerzo de la inversión en aquellos que son esenciales (sanidad, educación, servicios sociales y dependencia) y que están ocupados mayoritariamente por mujeres. Además, se pide que las empresas y organizaciones contratadas por las administraciones públicas respeten el principio de igualdad y que, junto a los planes de igualdad, las entidades públicas incorporen el registro retributivo.
Respecto al objetivo de la igualdad en la negociación colectiva, se plantea avanzar hacia la presencia paritaria en las mesas de negociación y de diálogo y constituir una comisión de igualdad paritaria para el seguimiento de los planes de igualdad. Además, se considera básico incrementar la presión en los convenios relacionados con actividades esenciales para que se cumpla con los principios de igualdad en todos los ámbitos, incluido el retributivo. Así se plantea que la inspección laboral actué para reducir la brecha de género.

UGT Serveis Públicos pide que se dote de reconocimiento al sector de los cuidados, sostenido mayoritariamente por mujeres, lo que implica aumentar el gasto relacionado con estos sectores, asegurar condiciones dignas en las licitaciones, reforzar los Servicios de Ayuda a Domicilio y aumentar el control sobre los centros de mayores de gestión privada o público-privada.

Respecto a la corresponsabilidad entre la vida laboral, familiar y personal, UGT alerta de que tanto en España como en la Comunitat Valenciana el 90% de las reducciones de jornada son realizadas por mujeres, por lo que se pide avanzar en horarios que permitan la conciliación y que se redefinan los servicios públicos para que sean próximos, participativos y con horarios flexibles.

Para erradicar la violencia machista se plantea reforzar los recursos, mejorar la coordinación y se defiende que los servicios públicos destinados a erradicar la violencia de género sean de prestación directa. En caso de estar externalizados, no debe permitirse la precarización de las condiciones laborales de las trabajadoras.

UGT Serveis Públicos se propone también acabar con la brecha salarial de género, que se da entre el personal funcionario. Además, es relevante la diferencia en la contratación del personal temporal e interino, conformado de forma mayoritaria por mujeres. Para ello hay que hacer un diagnóstico claro sobre el alcance salarial de género, revisar todos los puestos de trabajo y revalorizar los esenciales equiparándolos a otros sectores de la administración pública.

Por otro lado, la educación en igualdad es la base para la erradicación de la cultura machista. Y las escuelas pueden ser el principal muro de contención frente a esta cultura patriarcal. Para ello deben mejorarse los sueldos en la educación infantil, gestionar una red de escuelas de titularidad pública, formar al profesorado en igualdad, implantar planes de igualdad en las escuelas y desarrollar una orientación no sexista, libre de estereotipos.

También se incorporan una relación de acciones para acabar con la precariedad y la feminización de la pobreza, entre otras exigir e incrementar las sanciones hacia las empresas que no respetan la normativa sobre el principio de igualdad de oportunidades. Una fiscalidad con perspectiva de género e invertir en servicios sociales es otra de las ideas planteadas.

UGT tampoco se olvida de que las mujeres son mayoría en las plantillas de las administraciones públicas, como ocurre en la Generalitat, pero el porcentaje de puestos directivos funcionariales apenas alcanza el 30%. De ahí que se insta a promover un cambio cultural, acciones para favorecer la presencia de mujeres en puestos de dirección, campañas de sensibilización y planes de igualdad que impulsen la promoción de las mujeres.

El decimo y último eje consiste en una serie de propuestas para avanzar en la igualdad desde el sindicalismo, lo que implica que la iguadad de género debe situarse en el centro de la negociación colectiva y el diálogo social. Es importante también mejorar la presencia de mujeres en las mesas de negociación y en las secciones sindicales.

volver arriba

Conocenos

Enlaces de Interés

Sectores

Servicios

SIGUENOS

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".